¿Usted publicaría en la red la foto de su bebé desnudo?

gorgeous newborn baby sleeping

Para muchos padres podría ser tierno, gracioso, inocente e incluso, servir de recuerdo, tomar fotos de sus hijos desnudos mientras los bañan, les cambian el pañal, los visten o disfrutan sus primeras visitas a la piscina. Sin embargo, el tema pareciera complicarse una vez se comparten en Facebook, Twitter y otras redes sociales, pues la identidad de sus hijos podría caer en manos de personas inescrupulosas que hacen un uso inadecuado de las imágenes.

En Estados Unidos y Europa, por ejemplo, abundan los blogs con frases como “sigo dándole vueltas a cómo la gente puede subir fotografías de su bebé tal y como lo trajeron al mundo. ¡Esa niña tiene dignidad!”, “ver a un niño desnudo instiga a las mentes enfermas”, “cuan poco que hacemos contra tantas malicias, maldades y perversiones sueltas”.

De hecho, cuando se les preguntó a los seguidores de como cuidar bebes en redes sociales sobre el tema, muchos padres consideraron que era mejor no hacerlo.

Vanesa Arroyave, coordinadora Nacional de En TIC Confío, política nacional de uso responsable de las TIC del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y su Plan Vive Digital, afirma que muchos padres lo hacen para contar de manera on-line las historias de vida de sus hijos a sus familias, que tal vez viven en el exterior y con las que les es difícil mantener contacto.

Sin embargo, Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red Papaz, asevera que “estas fotos de los niños desnudos pueden ser usadas como pornografía infantil, de allí que los padres deban ser cuidadosos con lo que publican en la red”.

Según Adriana González, subdirectora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, “la familia es el protector por excelencia de los niños. Al publicar fotos de menores desnudos se están violando los derechos a la intimidad y a la integridad del menor. Por eso, los adultos deben tener claro el tipo de información que publican en la red. No se deben colgar fotos de ese nivel en ningún lado”.

Beatriz Linares, abogada coautora del código de la Infancia y la adolescencia, afirma que incluso, al publicar fotos de su hijo desnudo en la tina del baño, el padre “sí está violando los derechos de intimidad y privacidad del menor. Si a un adulto le preguntan, ¿dejaría tomarse una foto desnudo para publicar en Internet?, lo más probable es que se rehúse a hacerlo. Y como el niño no puede decidir si quiere o no, es importante que los padres entiendan que su cuerpo es sagrado e implica que no puede ser mostrado públicamente”.

Piñeros también afirmó que “los niños crecen y cuando lo hacen, les persiguen esas fotos y por ende, están más expuestos a más peligros como el ciberacoso, sexting, grooming, cyberstalking, entre otros”.

Es importante que los padres diferencien lo público de lo privado y tengan en cuenta que, al publicar las fotos, cualquiera puede acceder a ellas, descargándola a través de un pantallazo.

Preparando y Almacenando la Leche de Fórmula

Preparar la leche de fórmula no es complicado pero es primordial mezclar la proporción adecuada de fórmula con el agua para asegurar que tu bebé obtenga justo la cantidad de nutrientes que necesita. A continuación te referimos algunos puntos que debes saber:

Revisa la fecha de vencimiento

Todos los envases de fórmula contienen la fecha de vencimiento o la leyenda “úselo antes de” o “consumir preferentemente antes de…”, de igual manera como aparece en otros productos perecederos.

Es primordial que controles esto en el instante de la compra, para evitar inconvenientes a la hora de consumirla.

Verifica que la lata no tenga abolladuras. Cuando una lata está deformada o golpeada, la capa interior puede estar agrietada, lo cual permite al líquido entrar en contacto con el acero y provocar que el contenido se eche a perder.

Si vas a comprar leche en grandes cantidades para almacenar, calcula cuantas latas requieres por mes y chequea la fecha de vencimiento.

Si tienes latas cerradas que hayan vencido,  vuélvela al comercio y pide una nueva.  En general los laboratorios tienen políticas de devolución sin costo de las latas  que no han sido abiertas

 

¿Cómo conservar la leche de fórmula?

El calor y el frío pueden degradar los ingredientes y los nutrientes en la leche de fórmula, así que conserva los envases sin abrir, ya sean en líquido o polvo, en un lugar fresco y seco. La temperatura ideal es entre 12 y 23 grados Centígrados.  No abandones las latas a la luz directa del sol y tampoco las pongas en el freezer o congelador.

Una vez abierto un envase de leche de fórmula líquida, puedes almacenarla por 24  horas en la heladera.  En cambio la leche en polvo podrás depositarla tapada en una alacena, habitualmente se indica consumir antes de los 30 días una vez abierta.

 

Preparación de la fórmula

1. Lava bien tus utensilios y biberones

Es recomendable  esterilizar todos los objetos que utilices en la preparación del biberón por lo menos hasta que tu bebé cumpla los 6 meses de edad.  Luego es primordial que sigas conservando una higiene rigurosa tanto para la preparación de biberones como de alimentos.

Lava todos las partes del biberón en agua jabonosa caliente y enjuágalas muy bien. Los cepillos para lavar el biberón y las tetinas son muy útiles, también puedes utilizar el lavavajillas si tienes.

Para esterilizar los elementos puedes utilizar un esterilizador electríco o para microondas o sencillamente colócalos en agua hirviendo por cerca de cinco minutos.

 

2. Lava la tapa de la lata de la leche de fórmula antes de abrirla

Esto ayuda a remover el polvo o líquidos que puedan haberse derramado encima.

 

3. Sigue puntualmente las instrucciones de preparación del envase

Lee cuidadosamente las instrucciones del envase porque éstas pueden variar dependiendo del fabricante.

Agregar poca agua puede perjudicar los riñones de tu bebé y causarle deshidratación, mientras que agregar mucha puede privarlo de las calorías y nutrientes que precisa, lo cual puede causar un crecimiento deficiente y retraso en el desarrollo.

 

4. Lávate bien las manos

Antes de preparar la leche de fórmula, lávate bien las manos con jabón y agua caliente durante por lo menos 20 segundos. Sécate las manos con una toalla de papel.

 

5. Usa agua mineral o esterilizada

Si usas leche de fórmula en polvo, es mejor prepararla con agua que ha sido esterilizada al hervir, principalmente durante los primeros meses de vida del bebé. Para obtener agua esterilizada coloca agua helada y hiérvela por un minuto. Hervirla por un tiempo amplio puede concentrar los minerales e impurezas como el plomo en el agua.  Recuerda que el agua de filtro no es estéril y deber hervirse igualmente.

 

6. Sólo prepara lo que vayas a usar dentro de 24 horas y tira lo que te sobre

Una vez que hayas mezclado la leche de fórmula en polvo, refrigéralo inmediatamente, no lo dejes que primero se enfríe afuera del refrigerador y úsalo dentro de 24 horas.

 

7. Si tu bebé no se termina un biberón de la leche de fórmula dentro de una hora, tira lo que quede.

Las bacterias de su boca pueden filtrarse a la botella, contaminar la leche de fórmula y enfermar al bebé si la toma más tarde.

Si te vas a llevar el biberón preparado al salir, colócalo en un bolso térmico que contenga algún tipo de refrigerante.

Preparando la fiesta del primer año de nuestro hijo

Desde antes de que nazca, soñamos con el primer cumpleaños de nuestro hijo o hija. Esta celebración se convierte en un momento muy importante para nuestros familiares y la gente que nos rodea.

Nuestros pequeños notarán que algo está pasando y que todo estará relacionado con él o ella. Como Cuidar Bebés  se dio a la tarea de traer para ti algunos consejos que te servirán para festejar esta fecha tan especial.

Ten presente que esta fiesta se realizará más para ti, como papá y para los familiares e invitados, pues tu hijo aún es muy pequeño y no disfrutará de tener tanta gente y ruido a su alrededor.
Aunque tu hijo sea muy pequeñito, hazlo partícipe de este evento. Prepáralo para lo que verá, trata de explicarle lo que está pasando, porque aunque no lo creas él se esfuerza por aprender el significado del lenguaje.

Cuando pienses en qué tipo de fiesta celebrar, toma en cuenta lo siguiente:

  • Intenta que tu hijo duerma antes del evento, así evitarás que tenga mal humor cuando los invitados hayan llegado.
  • Tu bebé se sentirá más cómodo en su hogar, pero si decides hacer una fiesta en salón, no elijas un espectáculo con sonido muy estruendoso. Vigila el volumen de la música, puede ser que tu bebé se asuste.
  • Evita que tus invitados fumen, esto puede causar serios daños a tu pequeño.
  • Si alguno de tus familiares va a cargar al festejado, mantente cerca, pues con tanto alboroto será fácil que se sobresalte y necesite de tu protección.
  • Tu hijo todavía es muy pequeño así que no esperes que sonría para las fotografías o que apague su velita. Sin embargo puedes practicar unas semanas antes para que aprenda a soplar.
  • Prepara una gran mesa especial para los niños, este espacio será para que coloquen sus bebidas, platos o dulces, y si algo se derrama no importará.
  • A pesar de que el ambiente puede ser abrumador, muchos niños disfrutan de la maravillosa experiencia de ser el centro de atención.
  • Puede ser que recibas muchos regalos y tener exceso de juguetes en casa, por lo que creemos que es buena idea preparar una lista con lo que te gustaría recibir y enviársela a tus invitados.
  • Como tu hijo aún es muy pequeño, no podrá golpear la piñata, sin embargo hay otras opciones en donde sólo se tira de un listón que deja caer los dulces.
  • Ten listos juegos y música para entretener a tus invitados, sabemos que tú hijo no participará, pero los demás también deben pasársela bien. Te aconsejamos que al momento de partir el pastel elijas música tranquila que no genere alboroto ni desorden.
  • No intentes que tu fiesta se alargue por más de 4 horas, sobre todo si tus invitados son en su mayoría preescolares.
  • A la hora de la despedida, es común entregar un pequeño regalo de recuerdo, los invitados se irán encantados.

Por último, no olvides que el primer regalo que des a tu bebé debe ser algo especial, tus familiares y amigos seguramente le darán ropa y juguetes. Tú puedes darle algo significativo y con valor sentimental para toda su vida, puede ser una pulsera, una cadena, un álbum de fotos, un reloj, etcétera.

Sé creativo y disfruta esta maravillosa experiencia.

Reflexiones de Ser madre, por Isabel Allende

Aquí en Como Cuidar Bebes también celebramos el día de la Madre y lo hacemos disfrutando de un texto conmovedor y reflexivo de la gran escritora Chilena Isabel Allende, quien nos ilustra con un lenguaje sencillo lo que es ser madre aquí y en todas partes:

Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en madre. Dios la ha dotado a mansalva del “instinto maternal” con la finalidad de preservar la especie.

Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura. Pero gracias al “instinto maternal” la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.  Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales,que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada. Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, tomen leche…

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada.. Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar. Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas. Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan. Es decir que “son cosas de la edad” cuando la mandan al carrizo.

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año : el Día de la Madre.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho.

Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano.

Por suerte hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.”

 

A nosotros solo nos queda desearles lo mejor y que cada día sea una constante lucha educando a nuestros retoños.

Aceites recomendables para dar masajes a los bebés

BENJUÍ: es excelente para masajear la espalda y el pecho del bebé, en caso de catarro o tos. Para mayor efectividad, debe aplicarse tibio.

EUCALIPTO: se trata de uno de los descongestivos más conocidos y ampliamente utilizados. Dar al bebé un masaje en el pecho y la espalda con este aceite antes de ponerlo a dormir puede ser de gran ayuda en caso de tos y catarro. Asimismo, si se cobran unas gotas sobre la funda de la almohada, facilita un sueño reparador.

INCIENSO: relajante, tiene también el poder de estimular un ritmo respiratorio suave y profundo.

LAVANDA: esencia notable desde el punto de vista curativo. se recomienda para aliviar pequeñas quemaduras y rasguños.

MANZANILLA: esencia suave y de efectos digestivos y calmantes, está especialmente recomendada para alergias e irritaciones en la piel. Masajear  sobre el vientre alivia los problemas digestivos y, si se lo hace sobre las mejillas, hace, otro tanto con los de dentición.

ROSA: resulta excelente para la apaciguar las emociones y suavizar la piel.

MIRRA: se trata de una resina no toxica que contiene elementos que proporcionan calor y, por ello, se recomienda  para suavizar las inflamaciones de los conductos bronquiales y para ayudar a expeler las mucosidades.

MENTA: calmante, anticongestivo y refrescante, también se recomienda para masajear  el abdomen del bebé  si se presupone que ha tragado aire.

El sentido del tacto

El tacto es el primer sentido que el bebé desarrolla, por lo cual se convierte en el medio de comunicación predominante durante las semanas correspondientes al inicio de su vida. Por ello, la manera en que tos padres sujeten y toquen a su hijo, así corno la frecuencia con que lo hagan, ejercerá un efecto por de más potente en la actitud general del recién nacido. Por supuesto, también influirá de manera determinante sobre su futura vida. La experiencia y la observación han demostrado que niños que reciben poco contacto físico, suelen tener una existencia más cargada de ansiedad y otros sentimientos y sensaciones negativos.

Asimismo, tienen tendencia a ser menos habilidosos en el contacto físico con sus semejantes y es usual que experimenten dificultades en la comunicación. De manera contraria, los niños que desde muy pequeños son tocados y abrazados, como muestra de amor y cariño, desarrollan personalidades más seguras y afectuosas.

Por eso el masaje es tan importante; se trata, nada más y nada menos que del arte de tocar bien, de crear soltura, seguridad y relajación en el cuerpo y el alma de[ pequeño a través del contacto táctil. Supone una forma ampliada y mejorada de tacto, desarrollada mediante el adiestramiento, que nos permite conocer mejor al bebé al tiempo que le proporciona a éste diversos beneficios.

La estimulación a través de los masajes

El tocar la piel del bebé es de una importancia primordial, El cariño que le demuestra su madre al tener con  tacto táctil es indispensable para el desarrollo emocional armónico del pequeño. Por eso, los masajes y las caricias constituyen un punto fundamental que merece un capitulo aparte, Comenzar a practicarlos desde unos pocos días posteriores al nacimiento es una ayuda valiosísima para favorecer esas conexiones neuronales.

Además, durante sus primeros meses de vida tos bebes se van “desenroscando” a partir de su posición fetal y, al hacerlo, abren sus articulaciones, extienden sus músculos y coordinan sus movimientos. El masaje es una actividad especialmente apropiada para esos meses de formación ya que, entre otros beneficios, suministra fuerza, estimula la coordinación muscular y otorga flexibilidad,  capacidades todas que preparan al bebé para desarrollar sus actividades. Pero, si bien por demás importantes, no son las mencionadas las -únicas ventajas que otorga el masaje temprano también estimula los sistemas circulatorio e inmunológico, además de beneficiar la pulsación cardíaca, la digestión y respirador. Toda una serie de razones, para hacer del hábito del masaje, algo tan imprescindible para el bebé como lo es el alimento y la higiene.

La actitud ante el masaje

Los masajes deben ser un juego para el adulto  y para el niño, además de un medio de comunicarse y de estimular el desarrollo. Esto implica que deben ser efectuados en un contexto de buen humor, distensión y tranquilidad. Es fundamental que la madre o quien dé el masaje esté relajado y con gana  de hacerlo. Si lo toma como una obligación, el niño percibirá esa actitud y el resultado no será bueno.

Dónde dar el masaje

Es importante que en el lugar en cuestión no se produzca corrientes de aire y que la temperatura sea estable y agradable. Durante el verano también puede ser el jardín o la playa.

Cuándo dar el masaje

Ya en la segunda semana después del nacimiento puede empezar las sesiones de masaje; a excepción del de piernas.

Duración del masaje

Para efectuar un masaje completo o total   necesitará como mínimo 15 minutos,

El tiempo disminuirá cuando realice masajes parciales en el abdomen, la espalda o los píes.

Complementos para el masaje

Para facilitar el masaje al tiempo que se beneficia la piel del bebé, debe utilizarse un aceite o loción. Pero no cualquiera sirve: debe ser ligero y de fácil absorción. Entre los aceites básicos para el masaje que cumplen con estas propiedades, se encuentran el de uva, el de coco y el de almendras.

Algunas precauciones a tener en cuenta al adquirirlo:

  • Es importante utilizar sólo los aceites más puros y los aromas más sutiles, tanto debido a la sensibilidad cutánea del pequeño como a la olfativa.
  • Es preferible que el aceite sea prensado en frío, pues es el procedimiento más puro de destilación.

Eventualmente, pueden agregarse algunas gotas de un aceite esencial al básico habitual, en caso de que se desee contribuir a la recuperación del fiché de algunas molestias. Para ello, se debe diluir 12 gotas del aceite esencial escogido, en 100 cc.  del  aceite básico (por ejemplo, uva).

Diciéndole adiós al chupete

Se sabe que todo recién nacido presenta un reflejo primario de búsqueda y de succión. Para el niño, la succión es sumamente importante tanto en sus necesidades psicológicas como en las nutricionales. Durante su alimentación los lactantes no únicamente buscan satisfacción nutricional, sino que también experimentan un estímulo placentero de los labios, lengua y mucosa oral y aprenden a asociar estos estímulos con otras sensaciones como la cercanía de la madre, su voz y protección.

Pero a los dos años son el momento adecuado para que el niño deje el chupete. Si no lo hace, se corre el riesgo de que se provoque la denominada “mordida abierta” en la cual, al cerrar la boca, los dientes superiores e inferiores no coinciden.

Antes de los dos años no es conveniente incitarlo a que lo deje, a no ser que et niño lo abandone por iniciativa propia.

Una vez que se decide comenzar con el proceso es fundamental no volver atrás en la decisión y mantenerse firme por más dificultoso que eso resulte. ¿Cómo hacerlo? Reduzca los ratos que el niño pasa con el chupete hasta que, al cabo de unos días o como máximo, semanas sólo lo utilice para ir a dormir.

Cuando se encuentre dormido, quíteselo suavemente. De esta manera, su hijo irá perdiendo la costumbre.

La estimulación entre los veintidós y veintitrés meses

El niño ya va llegando a los dos años y su coordinación fina está tan desarrollada que es capaz de tomar un lápiz en su mano y realizar con él formas determinadas. Camina con seguridad y tiene un vocabulario de más de doscientas palabras que le facilitan mover  se en la vida cotidiana y relacionarse con quienes lo rodean.

Actividades para favorecer el desarrollo motriz

  • Cerca va de los dos años, el niño podrá comenzar a en  tender qué significa “arriba” y “abajo”. ¿Recuerda que en meses anteriores realizaron juntos tareas para desarrollar su motricidad, tales como moverse a diferentes velocidades, agacharse o saltar?
  • La idea en esta etapa es proseguir con ello, pero agregando las nociones antes mencionadas. Por ejemplo: “Ahora voy hada abajo, ahora voy hacía arriba”

Enséñele a jugar al caballito

Actividades para favorecer el desarrollo de la coordinación fina.

  • Su hijo ya tiene contacto con los lápices y el papel y ya ha hecho dibujos. Enseñe ahora a realizar determinadas figuras, por ejemplo, un círculo, una raya, etcétera. Para ello, tome su mano y guíesela, mientras repasa varias veces el mismo trazado.
  • Pídale que, la ayude a guardar su ropita. Coloque las prendas ya dobladas sobre la cama y pídale que se las alcance de a una para que usted las acomode en el cajón.
  • Nómbrele las prendas de manera tal de estimular también el desarrollo del lenguaje, por ejemplo: “Por favor alcánzame las medias”. Al igual que siempre que le pida algo, no olvide el “Por favor” ni el darle las gracias, una vez que el niño cumpla con el pedido.

Es hora de que su hijo comience a participar más de su higiene personal. Va hace parte de eso durante el babo: ha aprendido a tomar el jabón y la esponja y a lavar algunas áreas de su cuerpo.

Ahora es tiempo de dar un paso más: lávele las manos y, en el momento de enjuagarlas, levántelo hasta la pileta y enséñele a enjuagárselas.

Actividades para favorecer el desarrollo del lenguaje

Si no lo ha hecho antes, su hijo comenzará a hacerle preguntas, generalmente vinculadas a su cotidianidad. Por ejemplo, si ustedes no tiñen una mascota y visitan con cierta regularidad una casa donde poseen un perro, es posible que el niño inquiera acerca de por qué no tienen uno. Si el pequeño come con regularidad una cierta golosina que es de su agrado, podrá preguntar: “¿Por qué es rico el caramelo?”. Contéstele siempre de la manera más sencilla posible, de modo tal que él pueda entenderla y, sobre todo, jamás deje de hacerlo. Nunca le diga: “Eso no es asunto tuyo” o “No te importa”. Tampoco duda la situación con un “eres muy chiquito para saberlo”. Toda pregunta tiene una respuesta adecuada a la edad del niño. Por supuesto, jamás le mienta.

Enséñele a contar. Lo más probable es que el pequeño aún no pueda entender de manera cabal qué significa algo tan abstracto como los números, pero sí puede ir aprendiendo el orden de éstos. Hágalo de manera práctica, para que el niño vea que los objetos de la realidad se pueden numerar. Por ejemplo, muéstrele una manzana y dígale. “Acá hay una manzanar’. Luego, agregue otra explíquele: “Ahora, hay dos manzanas”. Por supuesto, el viejo método de utilizar Los deditos del mismo niño, siempre resulta eficiente y bienvenido.

Actividades para favorecer el desarrollo social

Continúe con las actividades que venía realizando en meses pasados.

La estimulación entre los veinte y veintiún meses

El niño ya es bastante independiente y si lo ayudan, especialmente dándole instrucciones, ya es capaz de vestirse y de bañarse por sí mismo. Su vocabulario consta de alrededor de ciento cincuenta palabras o aún más, que ya pronuncia con claridad.

Desde el punto de vista motriz, sigue perfeccionando su caminar, que es cada vez más seguro y que realiza de manera más fácil y automatizada.

Actividades para favorecer el desarrollo motriz

  • En un sitio con espacio libre, enséñele las diferentes velocidades y posibilidades de movimiento. Por ejemplo: “Ahora nos movernos despacito, ahora corremos, ahora saltamos, etcétera”.
  • Colóquelo frente al televisor y pídale que imite los movimientos que ve en la pantalla.

Sobre el piso, pegue una cinta engomada o dibuje con algún elemento lavable dos líneas paralelas, de manera tal de simular un camino. Pida el niño que lo recorra, de modo tal de estimular su equilibrio.

Actividades para favorecer el desarrollo de la coordinación fina

  • Suminístrele varios objetos irrompibles de forma simple y papeles grandes. Enséñele a envolverlos y desenvolverlos.
  • Proporciónele varias tarjetas postales desordenadas y pídale que haga una pila con ellas.
  • Permítanle ayudar en la cocina. Cuando usted esté preparando algún plato, dele al alcance del niño algún elemento y pídaselo. Por ejemplo: “¿Me alcanzas la sal?”. Esta actividad también favorecerá d desarrollo del lenguaje.
  • Suminístrele recipientes u símiles para guardar sus cosas: una caja para sus juguetes, otra más pequeña para sus láminas, etc. Enséñele la importancia de guardarlas allí cada vez que termina de jugar o de dibujar.

Actividades para favorecer el desarrollo del lenguaje

  • Anime al niño a que le cuente a las otras personas de la casa (padre, hermano) lo que hizo durante el día.
  • Complete las frases que el niño dice de manera incompleta, Sí dice: “Agua”, finalice la frase diciendo: “Mamá: quiero agua”.
  • Cómprele un teléfono de juguete e incítelo a que mantenga conversaciones imaginarias Con personas cercanas a él.

Just another WordPress site