¿Usted publicaría en la red la foto de su bebé desnudo?

gorgeous newborn baby sleeping

Para muchos padres podría ser tierno, gracioso, inocente e incluso, servir de recuerdo, tomar fotos de sus hijos desnudos mientras los bañan, les cambian el pañal, los visten o disfrutan sus primeras visitas a la piscina. Sin embargo, el tema pareciera complicarse una vez se comparten en Facebook, Twitter y otras redes sociales, pues la identidad de sus hijos podría caer en manos de personas inescrupulosas que hacen un uso inadecuado de las imágenes.

En Estados Unidos y Europa, por ejemplo, abundan los blogs con frases como “sigo dándole vueltas a cómo la gente puede subir fotografías de su bebé tal y como lo trajeron al mundo. ¡Esa niña tiene dignidad!”, “ver a un niño desnudo instiga a las mentes enfermas”, “cuan poco que hacemos contra tantas malicias, maldades y perversiones sueltas”.

De hecho, cuando se les preguntó a los seguidores de como cuidar bebes en redes sociales sobre el tema, muchos padres consideraron que era mejor no hacerlo.

Vanesa Arroyave, coordinadora Nacional de En TIC Confío, política nacional de uso responsable de las TIC del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y su Plan Vive Digital, afirma que muchos padres lo hacen para contar de manera on-line las historias de vida de sus hijos a sus familias, que tal vez viven en el exterior y con las que les es difícil mantener contacto.

Sin embargo, Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red Papaz, asevera que “estas fotos de los niños desnudos pueden ser usadas como pornografía infantil, de allí que los padres deban ser cuidadosos con lo que publican en la red”.

Según Adriana González, subdirectora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, “la familia es el protector por excelencia de los niños. Al publicar fotos de menores desnudos se están violando los derechos a la intimidad y a la integridad del menor. Por eso, los adultos deben tener claro el tipo de información que publican en la red. No se deben colgar fotos de ese nivel en ningún lado”.

Beatriz Linares, abogada coautora del código de la Infancia y la adolescencia, afirma que incluso, al publicar fotos de su hijo desnudo en la tina del baño, el padre “sí está violando los derechos de intimidad y privacidad del menor. Si a un adulto le preguntan, ¿dejaría tomarse una foto desnudo para publicar en Internet?, lo más probable es que se rehúse a hacerlo. Y como el niño no puede decidir si quiere o no, es importante que los padres entiendan que su cuerpo es sagrado e implica que no puede ser mostrado públicamente”.

Piñeros también afirmó que “los niños crecen y cuando lo hacen, les persiguen esas fotos y por ende, están más expuestos a más peligros como el ciberacoso, sexting, grooming, cyberstalking, entre otros”.

Es importante que los padres diferencien lo público de lo privado y tengan en cuenta que, al publicar las fotos, cualquiera puede acceder a ellas, descargándola a través de un pantallazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>